¿Quién podrá explicarnos Bulgaria?

Ayer miles de personas bloquearon el Parlamento de Bulgaria. Era el día 40 de protestas. Yo estuve allí el día 18 y me encontré con una ríada de manifestantes que, andando o en bicicleta, iban con banderas búlgaras y vuvuzelas. Hacían muchísimo ruido. Recorrían el centro de Sofía cortando las calles y parando algunos minutos en varias sedes del Gobierno. Terminaron en la plaza del Parlamento, donde había cuatro tiendas de campaña. Instalaron una pantalla en frente del Parlamento y se sentaron, como en un cine de verano, a ver The Wall (El Muro). En una de las escenas más abucheadas por los manifestantes aparecía un líder con uniforme frente a unas masas de fieles. Yo siempre la había entendido como una escena fascista, pero los búlgaros me decían que no, que representaba el comunismo.

Manifestante en Sofía. Foto de http://stream.aljazeera.com

Manifestante en Sofía. Foto de http://stream.aljazeera.com

Hablé con varios manifestantes. Algunos me desconcertaron:

Chico-Joven1: “Estamos aquí porque este gobierno da demasiado dinero a los viejos; y eso estaría bien, si tuviéramos, pero ahora no tenemos dinero y no podemos malgastarlo. Yo no estuve en las protestas de febrero, solo formaron parte de una estrategia para quitar al gobierno. Yo apoyaba a ese gobierno, hacían lo que podían.”

Hombre-Mayor: “El otro gobierno y este son iguales. Son una mafia. Yo estuve en febrero para echarles a ellos y ahora estoy aquí para echar a este. Otros estuvieron entonces y ahora no, y algunos otros no estuvieron entonces y ahora sí. Aunque ahora hay muchísima más gente. Son protestas como en Brasil, pacíficas, sin banderas de partidos políticos, solo ciudadanos que estamos hartos.”

Chico-Joven2: “Yo voté a un pequeño partido de derechas. Pero no te equivoques: ya sé que en los países occidentales, la izquierda y la derecha no son lo mismo que aquí. Aquí, la izquierda es la que ha gobernado desde hace más de 50 años. Son una dictadura. Y los partidos de derechas permiten más derechos civiles. Sé que muchos manifestantes occidentales apoyan a los comunistas porque están en contra de los banqueros, pero aquí eso no se entiende bien. Es como cuando aquí algunos dicen que Franco no fue tan malo porque luchó contra el Stalin”.

Chica-Joven: “Protestamos porque empresarios y políticos hacen sus negocios entre ellos mientras nosotros somos pobres. Hay una gran oligarquía y mucha corrupción. El que gobierna ahora es un partido socialista. Son los mismos que gobernaban antes de la caída del muro pero no se quieren llamar comunistas porque sabe que la gente asocia eso a los campos de concentración.”

Chico-Cuarentón: “¿Porqué iba a atacarnos la policía? Aquí somos pacíficos ¿En España os multan por protestar? Aquí los nacionalistas quieren sacar una ley para prohibir que nos quedemos parados en las intersecciones, pero no creo que la puedan aprobar. Si estamos protestando es normal que cortemos las carreteras. Aquí lo llamamos protestas, en ningún caso revolución, porque una revolución puede ser para bien o para mal, y aquí tiene connotaciones negativas. Esto es un cambio de conciencia. Antes, la ideología de la mayoría aquí era la apatía. Ningún partido político nos representa ya. Sí hay líderes a los que la gente les hace más caso, pero no de partidos políticos. Cuando alguien empieza a hablar como los políticos, la gente les abuchea. Yo espero que podamos echar tambien a este gobierno, pero luego no sé que vendrá.”

Tras la manifestación, en una de las carreteras principales de Sofía, los manifestantes jugaban al fútbol y al voleybol. Habían tomado la carretera para ellos, como en otros países, las plazas, o como en Turquía, los parques. Un coche intentó pasar y se vio rodeado en seguida de manifestantes. Entonces llegaron unos cuantos policías y obligaron al conductor a dar marcha atrás. Siguieron jugando hasta entrada la madrugada. A la mañana siguiente, tuve que coger un avión y no supe nada más de Bulgaria hasta ayer.

“No salimos tanto en los medios como Brasil o Egipto porque somos un país pequeño”, me explicó un chico. Pero no por pequeño, menos complejo, pienso. ¿Quién podrá explicarnos Bulgaria? En mi próxima carta a los Reyes Magos, voy a pedir menos columnistas y más traductores.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Quién podrá explicarnos Bulgaria?

  1. Pingback: ¿Quién podrá explicarnos Bulgaria? - Hordago

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s