Os quiero, os necesito…pero no os envidio, porque os siento parte de mí

Sentados, delante de algo de beber y de comer (aunque realmente sólo
comen unos pocos), estamos juntos y hablando del 15M, surge la pregunta
“¿hay algo que está cambiando en estos últimos días en las asambleas o
me da esa sensación?”, la pregunta queda en el aire pero nadie la niega,
muchas conversaciones alrededor de las asambleas giran entorno a esa
duda, entre medias un comentario nos dispersa “grrrrr esa chica parece
muy enfadada en la pegatina, mi madre pensaría que muerde y no iría a
manifestarse”. Las madres o las tías de 70 años, siempre son un buen
termómetro para saber si lo que se hace en las plazas es inclusivo o no,
si la complicidad se cuela por los rincones más insospechados hasta
llegar a la “sociedad”.

El camarero trae un café más, alguien se sienta, alguien se levanta. La
conversación sigue. “Estoy convencida que el 15m que nos enamoró sigue
ahí”, la creatividad, el amor, la consciencia, ilusión, son palabras
que aparecen, “deberíamos recuperar el 15m como si fuera el día de la
marmota, todas las mañanas serán 15m….bueno en realidad 17m”.

Estamos juntos, hablando de algo que nos preocupa y que de alguna manera
nos motiva, queremos cuidarnos, cuidar un movimiento que ha roto muchos
esquemas, que plantea escenarios diferentes. Surgen preguntas ¿cuando
hablamos de querer “recuperar” el 15m qué queremos decir? ¿que lo
queremos todo y diferente, queremos cambios reales y no sólo palabras,
es creación en estado puro?.
No buscamos enemigos, ¿por qué? además parece que los quieren colar a la
mínima pero ese esquema uno-contra-otro está obsoleto y aunque
consigue enmudecernos queremos aprender a mostrar que ese no es el punto
de partida, buscamos estar juntos.

Hablamos de creatividad, ¿por qué la echamos de menos? Porque nos aburren
hasta la muerte las manifestaciones, una tras otra no tiene sentido,
pero el divertirnos es algo serio y queremos pensar que el 15m es la
revolución de la alegría.

Y recordamos: “os quiero, os necesito…pero no os envidio, porque os
siento parte de mí”

Una revolución de la alegría, cursi, que habla de creatividad, con
humor, consciencia, respeto, inclusividad, que no define sus límites,
que será global porque todo es posible, que es difusa, donde todo el
mundo cabe aunque sea de lado, es algo nuevo y al menos, se merece
pensarla, sentirla, crearla y vivirla ¿no os parece?

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Os quiero, os necesito…pero no os envidio, porque os siento parte de mí

  1. Pingback: “Saber decirnos y contarnos es parte de la batalla” « Internoticias

  2. Pingback: “Saber decirnos y contarnos es parte de la batalla” | América

  3. Pingback: “Saber decirnos y contarnos es parte de la batalla” - Pressenza

  4. Pingback: “Saber decirnos y contarnos es parte de la batalla” - Iniciativa Debate Público

  5. Loreley dijo:

    No me extranya que las manifestaciones acaben resultando aburridas. Si nos metimos en esto fue precisamente porque ya estábamos hartas de manifestaciones que eran paseos y a casa cada una.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s